Un capricho natural

Es un refugio profundo: 5 kilómetros de largo, y amplio, con 2 kilómetros de anchura. Para las dimensiones de la isla, la bahía de Fornells es una especie de mar interior. La boca, estrecha, regula la fuerza del mar abierto. Es lo suficientemente angosta como para ofrecer protección y lo bastante amplia como para recordar que no estás en un lago, permitiendo -y conteniendo- el paso de las olas.

Más libre es el viento. Las laderas de los macizos rocosos que bordean la bahía no son tan altas como para impedir la tramontana, que ha dado forma a las rocas y doblegado los troncos de los árboles. Para nosotros es un viento amigo, es el motor de toda nuestra actividad. Un viento moderado y suficiente que suele estar en calma a primera y última hora y que crece durante el día para llegar al máximo a mediodía.

La bahía es un microcosmos, un pequeño mar con sus propias islas - exactamente tres, Sargantanes, Ravells, y Des Porros- y playas, además de unas antiguas salinas desecadas al fondo, con sus viejas estructuras- estanques y caminos- olvidadas, en desuso.Las gaviotas conviven allí con aves más propias de marismas, como la garcilla, el correlimos o el archibebe, más o menos indiferentes al vuelo de los arpellots, que es como aquí se llaman a los alimoches. Hablando de alimoches: su población es sedentaria. De hecho es la única población europea de estas aves que no emigra a África.

Las playas interiores de la bahía tienen su atractivo. A algunas de ellas sólo se puede acceder en embarcación: S'Arenalet, Cabra Celada...Son ideales para hacer un picnic, teniendo cuidado en no dejar restos por favor. La de Cabra Celada está enfrente de la escuela, en la otra parte de la isla de Sargantanes. Tiene este nombre porque las cabras van a beber allí y rascan la arena con sus pezuñas delanteras. Por supuesto no beben agua salada, el agua dulce mana -poca gente lo sabe- bajo la arena, y, al hacer un agujero forma un pequeño pozo.

Hay más playas, por ejemplo S'Era, más al fondo de la bahía, junto a una de las calas más interesantes, Cala Rotja. S'Era se llama así porque antes, cuando se cultivaba trigo en la zona, se trillaba allí. Cala Blanca, ya en el fondo de la bahía, y de poco calado, ofrece una imagen preciosa en algunos momentos del día, porque está orientada al sudoeste, y el agua de la bahía queda como un espejo reflejando la luz, contrastando con las rocas blancas, las únicas de la zona. 

La distinta profundidad de las aguas debe tenerse en cuenta. Para nosotros es una de las riquezas de la bahía, que tiene, con sus 10 Km2, una buena variedad de zonas para la navegación. Por ejemplo: el viento no sopla con la misma fuerza y en la misma dirección en toda la bahía, de forma que se puede dedicar un espacio a la iniciación y otro a los que ya tienen cierta práctica. Normalmente, cerca de la bocana el viento llega más fuerte y racheado, y en el fondo de la bahía más regular. También tenemos zonas tranquilas cuando sopla la tramontana. Además, la profundidad del agua es menor a partir de un cierto punto. Los principiantes están en una zona donde el agua no cubre, lo que les da un plus de confianza si vuelcan.


Contacto

Carretera Es Mercadal-Fornells, S/N
07748 Fornells (Menorca)

Tel. (+34) 664.335.801
Email: info@windfornells.com

Ubicación

Estamos en la entrada al pueblo de Fornells

Temporada y horarios

Temporada 2019: del 13/04 al 27/10
Temporada baja: del 13/04 al 30/06 y del 02/09 al 27/10
Temporada alta: del 01/07 al 01/09
Abrimos cada día de 09:30h a 18h